APROBADA REFORMA A LA LEY DE TARJETAS DE CREDITO EN HONDURAS

La tarjeta de crédito es un invento norteamericano que se ha extendido por todo el mundo. La expresión “credit card” (tarjeta de crédito) fue acuñada por el escritor estadounidense Edward Bellamy (1850-1897) en su novela socialista utópica titulada “Looking Backward” (1887). El incremento en el uso de las tarjetas de crédito se ha dado gracias a la demanda que tienen los usuarios en convertirse en consumidores.

La reforma a la ley fue aprobada por el Congreso Nacional con dispensa de dos debates y por unanimidad, en fecha 19 de julio de 2017, se encuentra pendiente de publicación en el Diario Oficial la Gaceta y entrará en vigencia 60 días hábiles después de su publicación.

La reforma a la Ley de Tarjetas de Crédito pretende beneficiar a los tarjeta-habientes de las siguientes maneras:

1. Podrán gestionar un arreglo de pago por cancelación de tarjeta de crédito obligando al banco o emisor a resolver en 5 días, pasando el saldo adeudado a la fecha a un préstamo personal.

2. Las llamadas por teléfono y los mensajes de texto, promocionando productos a ofrecer al tarjeta-habiente serán prohibidos, sin previa autorización del cliente.

3. El banco o ente emisor notificara obligatoriamente el cambio de tasas de interés antes de aplicarlas a sus clientes, dándoles la libertad de cancelar sus tarjetas de crédito o aceptar el aumento.

4. Eliminar clausulas en los contratos que establezcan cargos o penalidades por cancelación de contrato, administración de créditos, sobregiro, emisión, impresión, gestión de cobranza, renovación o vencimiento del plástico, reposición por daño o robo o cualquier cargo adicional similar a estos.

5. Eliminar cobros por falta de uso mensual de la tarjeta de crédito (En la actualidad muchas instituciones bancarias, penalizan con recargos al usuario por no hacer uso al menos 3 veces por mes.)

 

Si desea saber más información acerca de este artículo o mantenerse informado sobre los avances de aprobación de esta nueva ley no dude en contactarnos.

Autor: Mónica Triminio